Si no quieres tener un número mínimo de referidos, puedes especificar un número lo suficientemente alto como para segurarte de que nadie lo consigue (200 por ejemplo). Cuando el concurso termina podrás elegir a un ganador basándote en distintos factores. Por ejemplo, la persona que haya referido a al mayor número de personas al concurso, o simplemente elegir a un ganador de forma aleatoria.